ENVÍO GRATIS a partir de 21 €
|
Español

Tu cesta está vacía.

¡Crear un sticker ahora!
{{cestaCount}}
{{cestaCount}}

Si quieres cambiar las pegatinas de coche ¡Es muy fácil! Aprende cómo quitar tus viejas pegatinas

2015-09-03
pegatinas de coche

Es muy posible que el paso del tiempo y el efecto de las inclemencias climáticas hayan deteriorado las pegatinas de tu coche y ya no resulten tan impactantes y vistosas como cuando las pusiste, o puede que simplemente te apetezca darle otro estilo y colocar pegatinas para coche nuevas. Esta tarea puede resultar un verdadero quebradero de cabeza para el dueño del automóvil si no se hace de una forma adecuada. Pueden producir arañazos y decoloraciones en la pintura, sin embargo, es posible eliminarlas sin producir ningún daño en el coche, para ello solo es necesario un poco de paciencia y ser cuidadoso.

En primer lugar hay que calentar la zona circundante a donde se encuentra situada la pegatina. De esta manera se consigue ablandar el adhesivo de la pegatina al provocar un estado más líquido de este, por otra parte también otorga más elasticidad al cuerpo plástico de la pegatina. Para calentar la zona no es necesario disponer de un aparato profesional, un simple secador de pelo será más que suficiente. Gracias al chorro de aire caliente la pegatina irá cediendo en su consistencia y sus esquinas irán curvándose hacia dentro.

Es preciso no dirigir a un único punto el chorro de aire caliente, si se hace esto puede dañarse la pintura de la carrocería. Debe dirigirse el calor de forma homogénea sobre toda la superficie que ocupa la pegatina, para ello es preciso ejercer un leve giro de muñeca para variar el chorro sobre toda la superficie ocupada por la pegatina. Los efectos del aire caliente sobre la pegatina son rápidos y perceptibles por la vista.

Una vez que se ha reblandecido el adhesivo de la pegatina conviene utilizar una espátula de plástico o en su defecto una tarjeta de crédito fuera de uso, para presionar sobre sus esquinas e introducirla poco a poco bajo la pegatina. De esta forma irá despegándose de la superficie de la carrocería o zona vidriada progresivamente. No utilizar en ningún caso espátulas metálicas, ya que ponen en riesgo la pintura de la carrocería.

Una vez retirada la pegatina del coche, observaremos que aún quedan restos de adhesivo sobre la zona donde se asentaba la pegatina, para retirarlos puede usarse un trapo impregnado en alcohol o aguarrás. Frotando suavemente sobre la zona se eliminarán los restos de pegamento sin ningún problema. No usar disolvente, puede dañar gravemente la pintura del coche. Una vez acabado este proceso el coche quedaría listo para instalar nuevas pegatinas para coche.