ENVÍO GRATIS a partir de 19 €
|
Español

Tu cesta está vacía.

¡Crear un sticker ahora!
{{cestaCount}}
{{cestaCount}}

Te enseñamos la mejor manera para personalizar tu coche con nuestras pegatinas

2017-05-01
Si por algo se caracterizan los coches, al menos los modelos más comunes del mercado, es por la similitud entre ellos, que hace que tu automóvil sea idéntico a otros cientos o miles de “gemelos”, del mismo color y la misma línea. Muchas personas desearían que un accesorio tan habitual, de uso diario y tan familiar como querido por algunos propietarios, pudiera compartir públicamente algo de su personalidad. Cada vez es más frecuente “tunear” los automóviles, no solo en el interior, sino en el exterior, con elementos decorativos, como las pegatinas para coches, que lucen algo de nuestra personalidad o nuestras aficiones. Las pegatinas para coches de OriginalPeople ofrecen diferentes modelos a través de nuestra página web, para que sea el propio cliente quién las diseñe. Así, podrás hacerlo según tu propia personalidad, con divertidas figuras, en distinto tamaño, que hacen alusión a tu familia, aficiones, gustos, intereses, mascotas y símbolos. Estas pegatinas, completamente recortadas en vinilo de gran calidad, ofrecen una larga vida y pueden ser colocadas fácilmente en cualquier superficie plana, por lo que son óptimas para su uso en la superficie del coche. El procedimiento de diseño personalizado es sumamente fácil, siguiendo los pasos detallados que ofrece la propia página web. Primero, se elige el tipo y número de figuras que se deseen. Entonces, se procede a diseñar el estilo de esa figura, cambiando elementos como la cabeza o el cuerpo, utilizando cientos de combinaciones. Cuando la pegatina está finalizada, se hace efectivo el pedido. En unos pocos días, las pegatinas para coches personalizadas de OriginalPeople estarán en tu poder. Instalarlas es un proceso también sumamente fácil. Habrá que limpiar la superficie elegida, aplicando un producto adecuado, con quita grasa o composición especial para limpiar cristales, si éste es el lugar escogido. Con la pegatina colocada sobre esa superficie limpia, será preciso frotarla, con los dedos, o con el lateral de una tarjeta, para aplicar una presión más uniforme. Posteriormente, se retirará el papel más grueso, dejando la lámina transparente en contacto directo con la superficie y se frotará cuidadosamente para eliminar burbujas o arrugas. Con esto será suficiente para fijar una pegatina de vinilo, de manera firme y segura. Como precauciones, no resulta conveniente adherir la pegatina cuando la temperatura sea inferior a 15º, o en ventanas que suben y bajan, o en la zona de acción del limpiaparabrisas. Si te cansas de las pegatinas, su desinstalación es muy sencilla, con las uñas, o utilizando cuidadosamente una cuchilla. Los residuos serán completamente eliminados aplicando alcohol inmediatamente después de retirar la pegatina.